¿Trabajas para Internet, o Internet trabaja para ti?

Creo que esta es un de las frases de Fernando de la Rosa que más a fuego se me quedó grabada en la cabeza. ¿Trabajas para Internet, o Internet trabaja para ti? Y es una de las frases que invitan a reflexionar especialmente en este boom del contenido digital del que estamos siendo testigos. El mundo digital ha llegado para facilitarnos nuestro día a día, pero esa no es la realidad para muchas empresas. Algunos están siendo esclavos de la red.

¿Estoy trabajando para Internet?

Voy a ser claro y directo: ¿Tu contenido digital (Web, redes sociales, vídeos, blog corporativo…) te ayuda a vender más? No te escudes con “es que creo imagen de marca” o “es que genero engagement con mis usuarios”. Porque si yo soy Pepsi, por mucho que mi contenido sea lo más y mis usuarios me adoren, no me sirve de nada si al final del día estos acaban con una CocaCola en el carrito de la compra.

Lo repito: ¿Tu contenido digital te ayuda a vender más? Si la respuesta es no, tienes que saberlo, estás trabajando para Internet. Y gratis. Y de verdad, el mundo agradece mucho tu labor porque estoy seguro que haces un trabajo fenomenal. Pero quizá deberías ser un poco más egoísta, y si al final del día lo que realmente cuenta son los resultados económicos de la empresa, deberías dedicar tu tiempo a hacer algo que realmente ayude a alcanzar o mejorar tus objetivos.

Seguramente la culpa no es tuya. ¿Cuántas empresas se han sumado a lo digital por presión? Sin ningún plan, sin ningún objetivo. Únicamente porque la competencia estaba haciendo cosas, o porque le han dicho que hay que estar sí o sí (que a ver, a estas alturas de la vida mejor estar por estar, que no estar. Pero ya puestos hazlo bien, que el esfuerzo es prácticamente el mismo).

Tampoco ayudan los gurús que dicen que el mundo del marketing ha cambiado tanto que ahora lo que hay que hacer es enamorar al cliente con contenido y después las ventas vendrán solas. Es cierto que el cliente se ha sofisticado, que ahora se informa más, que es más exigente con la publicidad, que quiere encontrar un equilibrio coherente entre sus valores y los productos que consume y aquí el contenido puede ser clave… Pero nadie tiene tan enamorados a sus clientes como Apple, y el presupuesto de Marketing de Apple del 2015 fue de 1800 millones de dólares. Esto es el PIB de San Marino.

por qué los millennials necesitan feedback

¿Cómo puede Internet trabajar para mí?

Tenemos que pensar que Internet es un gran huerto digital, y nuestro contenido son pequeñas semillas. Habrá mil estrategias, pero tenemos que sembrar para recoger. Sembrar y no recoger nada es una pérdida de tiempo y esfuerzo. Vamos a ver dos ejemplos:

El primer ejemplo es Hawkers. La empresa alicantina de gafas de sol es experta en una cosa: generar ruido en Internet. Será ruido positivo, será ruido negativo… pero sabe perfectamente qué tiene que hacer para ser Trendig Topic, y para que todo el mundo conozca su oferta actual. Todo este ruido acaba convirtiéndose en visitas en su web o Calls to Action para comprar.

CURSO DE GAMIFICACIÓN. Apúntate ahora y obtén un 20% de descuento. Empieza a gamificar YA.

Con el segundo ejemplo barreré hacia casa y hablaré de Prisma, la empresa de software de gamificación de la que soy co-fundador y diseñador de juego. Con la gamificación existe un problema bastante grande: es perfecta para muchas empresas, pero estas empresas no saben ni que la gamificación existe. El contenido de Prisma es educativo y útil: hablamos de problemas comunes en la empresa (problemas de comunicación, problemas de motivación de empleados…) y hablamos de la gamificación como solución a esos problemas. Cuando a las empresas ya les pica la curiosidad, pueden acceder a un contenido más elaborado sobre cómo aplicar gamificación en su empresa, pero para acceder a ese contenido deben dejarnos su email.

Cada mañana llego a la oficina y tengo un puñado de emails de personas que están interesadas en aplicar gamificación en su empresa, por lo tanto son clientes potenciales. Internet trabaja para mí. Obviamente yo tengo que trabajarme estos leads, pero este contenido me ha facilitado mucho dos tareas: explicar continuamente qué es la gamificación, y buscar clientes potenciales. Lo que cosecho es mayor que el esfuerzo de plantar esta semillita, y me ayuda a vender más.

Ahora haz la reflexión. ¿Estás trabajando para Internet, o Internet trabaja para ti?

Imagen: Freepik