¿Jugar a un videojuego puede ser mejor que leer un libro?

Llevo bastante tiempo afirmando que el videojuego es el formato definitivo: es atractivo, es multimedia, es multipantalla, es interactivo y es una herramienta perfecta para transmitir entretenimiento y conocimiento. ¿Qué pasa entonces con el consagrado libro? ¿El formato culto por excelencia ha sido superado por lo que nació como un juguete para niños?

Si todavía no lo ha hecho es porque el 98% de la población se negaría a aceptarlo. De todos modos tenemos que reconocer que ni toda palabra escrita en papel y encuadernada es digna de elevarla a un pedestal, ni todos los juegos son meros productos comerciales para pasar el rato. Hay libros que te aportan el mismo valor que un folleto de Carrefour, y hay juegos que deberían ser consideradas obras maestras digitales si nos quitáramos los prejuicios que tenemos frente a los videojuegos. De eso mismo trata mi post en Medium en Español ¿Jugar a un videojuego puede ser mejor que leer un libro?
Estoy totalmente convencido de que el videojuego acabará superando al libro como formato (es que un videojuego si quisiera podría ser un libro) pero ese ya es otro tema del que hablaré en otro momento.