12 usos de la gamificación en el marketing

12 usos de la gamificación en el marketing

La gamificación consiste en aplicar elementos de juego en ámbitos que no son juegos, como la educación, la empresa, la salud… y obviamente el marketing.  A pesar de que algunos siguen creyendo erróneamente que la gamificación se trata de una moda, la gamificación es la nueva forma con la que interactuamos con el mundo, así que hoy os cuento 12 usos de la gamificación en el marketing para que entendáis su gran utilidad.

La gamificación aumenta las ventas

Porqué al final ese es el objetivo último de toda acción de marketing. ¿o no?  Un juego puede estar ligado a acciones de compra o adquisiciones.

Un buen ejemplo lo encontramos en el Monopoly de McDonalds, un juego en el que tenemos que coleccionar todas las calles del mismo color para obtener un premio. En este caso, obviamente cuanto más consumas más posibilidades tendrás de ganar. Pero incluso los productos de mayor tamaño (y por lo tanto, más caros) tienen más tarjetas coleccionables que los productos pequeños, incitando al consumidor a dejarse más dinero en la caja.

La gamificación fideliza clientes

Siguiendo con el ejemplo anterior, si estoy jugando al Monopoly de McDonalds y tengo ya tres grupos de calles a medias, esa semana no voy a ir a Burger King, volveré a McDonalds.

Al igual que las tarjetas de puntos de los supermercados, los restaurantes o las gasolineras, si yo obtengo una recompensa o la posibilidad de progresar hacia una recompensa por consumir en un establecimiento, es más probable que acuda a este y no a su competencia.

CURSO DE GAMIFICACIÓN. Apúntate ahora y obtén un 20% de descuento. Empieza a gamificar YA.

La gamificación vínculos emocionales con la marca

Ganar y perder conllevan emociones, emociones que estarán conectadas a nuestra marca. Y aunque podemos pensar que la emoción de perder es negativa, también nos gusta sentir emociones negativas dentro de un entorno seguro. Por ejemplo, vamos al cine a ver películas de miedo o películas de llorar. Perder no es un problema, de hecho perdemos el 80% de las veces que jugamos y eso no nos quita las ganas de seguir jugando, más bien todo lo contrario: lo aburrido es ganar siempre.

La gamificación genera contenido

Las marcas necesitan contar historias, y el contenido es la forma perfecta para contar esas historias. Crear acciones puntuales gamificadas es la excusa perfecta para crear contenido sobre la acción.

Un ejemplo lo encontramos en Contrex, una marca francesa de agua que realizó esta actividad gamificada que pudo utilizarla posteriormente en su estrategia de contenidos online.

curso-gamificacion-elementos

La gamificación aumentar el consumo de contenido

Las reglas del juego las ponemos nosotros. Podemos premiar a la gente por ver nuestro contenido online, por compartirlo, o incluso podemos crear un juego de preguntas y respuestas sobre el contenido a cambio de una recompensa.

La gamificación aumenta la producción de contenido por parte del usuario

Siguiendo el caso anterior, podemos crear una regla del juego que indique que la forma de obtener recompensas es generar contenido: enviar una foto con el producto, crear una review en youtube, subir un Twit con un hashtag…

La gamificación genera notoriedad

Hoy en día los usos de la gamificación en el marketing no están muy extendidos. Esto puede jugar en nuestra ventaja, ya que cualquier acción que realicemos puede convertirse en un tema de conversación si aplicamos un poco de creatividad. Esto es lo que ocurrió durante las primeras ediciones del Monopoly de McDonalds en España.

La gamificación aumenta el tráfico

La gamificación puede aumentar el tráfico de tu web a través de mecánicas de recurrencia. Por ejemplo, regalarte puntos por cada sesión diaria, o recompensar la recurrencia: el primer día te regalan 5 puntos, el segundo 10, el tercero 20… y si un día no accedes a la web, vuelves a empezar con 5 puntos. Esta estrategia fue muy utilizada por los juegos sociales de Facebook como FarmVille.

Os presento mi propio curso de gamificación online

La gamificación aumenta el feedback

Aliexpress tenía un problema muy grande: casi todas las opiniones de sus clientes eran negativas. Todos nos quejamos cuando las cosas salen mal, pero cuando las cosas salen bien no solemos manifestarlo. Por esta razón Aliexpress te da puntos cada vez que dejes una opinión sobre un producto.  Esta opinión ya será positiva o negativa, pero al menos se genera un balance entre estas opiniones.

Gracias a estos puntos, puedes desbloquear ventajas dentro de la tienda, como devoluciones express o avisos de descuentos.

La gamificación crea una base de datos

Tener muchos fans en Facebook y muchos seguidores en Twitter está muy bien, pero nadie sabe si Twitter y Facebook seguirán ahí el día de mañana. Otras plataformas de éxito como Tuenti o MSN Messenger perdieron popularidad de un día para otro, por lo que tener una buena base de datos de emails puede llegar a ser la opción más segura para tener localizados a nuestros fans.

Un juego puede requerir un registro online en el que pidamos una cuenta de email para construir o aumentar nuestra base de datos.

CURSO DE GAMIFICACIÓN. Apúntate ahora y obtén un 20% de descuento. Empieza a gamificar YA.

La gamificación segmenta a tus clientes

Dentro de los usos de la gamificación en marketing no podemos obviar la segmentación de clientes. Un sistema gamificado digital puede clasificar a sus usuarios según su participación en el juego. De esta manera podemos tener localizados a nuestros mejores fans para enviarles ofertas especiales o para realizar acciones con ellos y seguir fidelizándolos, como enviarles muestras de productos, o inventarlos a eventos exclusivos.

La gamificación crea una comunidad

Finalmente, gracias a la gamificación podemos crear una comunidad si atendemos a todos los usos anteriores: una comunidad alrededor de tu que se emociona compitiendo, que comparte y genera contenido, y que te ofrece los datos necesarios para tomar mejores decisiones.